Blog

Tres pasos para automatizar a pequeña y mediana escala

Tres pasos para automatizar a pequeña y mediana escala

 La automatización de procesos industriales es hoy en día uno de los objetivos más perseguidos por las empresas, con la finalidad de adquirir mayor competitividad y mejorar los márgenes del negocio.

 

En términos generales, la automatización hace referencia a que los trabajos realizados por un operario humano, en la Industria pasan a ser realizados por una máquina, un software informático o un robot.

 

En este sentido, la automatización evita el sobreesfuerzo humano en tareas extenuantes o repetitivas, contribuyendo a fines tan amplios como mejorar la salud laboral y escalar el negocio, reportando importantes beneficios, como:

 

  Estandarización de procesos

  Mayor control de la producción

  Estándares de calidad más altos

  Reducción de costos

  Disminución de las pérdidas

  Aumento de la productividad

 

Automatizar la línea de producción

 

La automatización de la línea de producción es aplicable a la línea completa, desde la recepción de las materias primas hasta que el producto es fabricado, envasado y embalado y lo mejor: está al alcance de todos, ya sea si se trata de un proyecto de pequeña, mediana o gran escala, siempre se puede partir de manera gradual y considerando diferentes niveles de automatización, según el crecimiento del negocio y presupuesto. 

 

Se puede por ejemplo, iniciar con soluciones manuales, que requieren un pequeño esfuerzo físico para que una máquina accione, pudiendo llegar a ser muy ventajosas, como punto de partida, ya que se trata de tecnologías que no requieren grandes cantidades de energía eléctrica, neumática, ni espacio. Ejemplos de estas soluciones son las selladoras de bolsas, de pedal o continuas, selladoras de inducción para tapas de botellas o liners, entre otras.

Luego se puede avanzar hacia un nivel semiautomático que incorpore máquinas que se accionan al presionar un botón, como las selladoras de vacío de sobremesa, cerradoras de caja, o dosificadores. En este nivel, el máximo rendimiento de las máquinas dependerá de la energía y habilidad del operario.

 

Finalmente se pueden adoptar soluciones automáticas de alto rendimiento, donde la máquina principal tiene el potencial de incorporar más equipos, según necesidad, aportando mayor precisión, robustez, velocidad constante, entre otras variables interesantes para una fase productiva más madura, avanzada o exigente. Ejemplos de soluciones automáticas son las líneas de envasado automático vertical, envasadora horizontal flowpack, entre otras.

 

3 pasos para automatizar a pequeña y mediana escala

 

1)Analizar el proceso y los puntos críticos:

 

Como en todo proyecto, el beneficio que se obtiene es directamente proporcional a la dedicación invertida en la planificación. Es decir, a mayor profundidad del análisis, mayor garantía de que un proyecto de automatización se lleve a cabo con éxito, siendo relevante considerar el levantamiento de puntos críticos atribuibles a un proceso manual, e identificar:

 

a)Cuellos de botella.

b)Puntos del proceso con mayor frecuencia de errores humanos.

c)Puntos con mayores riesgos de contaminación

d)Puntos donde las labores repetitivas pudieran producir accidentes o lesiones.

 

2)Evaluar prioridades del negocio, capital disponible y requerimientos del mercado:

 

Ya con un buen análisis en mano, será mucho más claro identificar dónde están los costos más relevantes en la cadena completa, y así definir prioridades del negocio y levantar capital si es necesario, siempre atendiendo los requerimientos del mercado. 

 

Por ejemplo, si produzco verduras procesadas, debería comenzar por automatizar los procesos más intensivos en mano de obra, como el lavado, el corte y el envasado. En cambio, si produzco alimentos preparados, quizás debería comenzar por automatizar la preparación y cocción de ellos, de tal manera de estandarizar sabores y puntos de cocción, independiente del cocinero o de su estado de ánimo.

 

3)Solicitar asesoría de expertos:

 

La asesoría de un experto será fundamental para llevar a cabo la automatización. Los puntos prioritarios detectados en el punto dos se exponen a una empresa experta y de acuerdo a este requerimiento y el presupuesto informado, el asesor presentará una solución de automatización específica o también puede ofrecer una asesoría integral donde se lleva a cabo un máster plan para ir implementando la automatización, de la manera que reporte los mayores beneficios al negocio. 

 

Ahora bien, como aliciente para comenzar, recuerda que hoy las pymes sí pueden incorporar tecnología y automatizar, en diferentes formas y niveles, sus procesos. ¡Lo importante es decidirse y evaluar las alternativas que impulsen mayor rentabilidad de aquí al futuro!

Deje un comentario

Captcha
Blog Search
Latest Comments

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.

Iniciar sesión

Megamenu

Tu carro

No hay más Productos en su carro de compra